fbpx

Informe de AVEBIOM en el Día Mundial del Medio Ambiente

//Informe de AVEBIOM en el Día Mundial del Medio Ambiente

Informe de AVEBIOM en el Día Mundial del Medio Ambiente

Las estufas y calderas de biomasa evitaron en 2018 la emisión de más de 4,1 millones de toneladas de CO2.

Las casi 300.000 instalaciones de calefacción con biomasa tecnificada existentes en España evitaron la emisión de 4.157.319 toneladas de CO2 en 2018, según datos de nuestro Observatorio de la Biomasa, que hemos presentado el día 5 de junio junto con el informe correspondiente al cierre del ejercicio pasado, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Observatorio de la biomasa

El Observatorio de la Biomasa hace un seguimiento de la evolución de las estufas y calderas de biomasa que se instalan anualmente en España desde 2009.

Según  D. Javier Díaz, presidente de Avebiom: “El sector de la biomasa se ha consolidado como un instrumento indispensable en la estrategia nacional para la reducción de gases de efecto invernadero, como lo es también en Europa”.

Díaz destacó el constante crecimiento del sector “tanto en número instalaciones de calefacción —cuya tasa anual se sitúa por encima del 20%—, como en volumen de negocio y empleo, especialmente en el medio rural”.

Sin embargo, dijo, “estoy convencido de que este progresivo avance podría ser aún mucho mayor si el Gobierno de España abordase la política energética como un asunto de Estado”.

Equivalente al 11,5% los coches de España

La mayor parte de las más de 4,1 millones toneladas de CO2 no emitidas en 2018 corresponden a las modernas calderas y equipos de uso industrial o comunitario (3,6 millones de toneladas), mientras que las estufas y calderas de uso residencial evitaron la emisión de algo más de medio millón de toneladas de CO2.

La cifra total de toneladas de CO2 es equivalente a la teórica retirada de la circulación de alrededor de 2,8 millones de turismos; es decir, similar a la contaminación producida por el 11,5% de los que circulan en España.

El uso de biomasa térmica por parte de las 300.000 modernas estufas y calderas que funcionaban a finales de 2018, un 22% más que el ejercicio anterior, ha permitido evitar la importación de un equivalente a 1.570 millones de litros de gasóleo.

El sector de la biomasa tecnológicamente más avanzado generó en 2018 un negocio de 870 millones de euros, casi un 2% más que el ejercicio anterior, y emplea a 9.600 personas, un 11% más.

Fuente: Avebiom 

Por | 2019-07-08T12:07:06+02:00 julio 1st, 2019|Actualidad|